Friendly branding, ¿hace falta que una marca sea alegre y maja para vender?

Estás aquí: